Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideraremos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. 

Aceptar

GH-Gallery Hair - La nueva revista profesional de peluquería del siglo XXI - Suscríbete ahora
INSIGHT INCOLOR - Nueva decoloración fluida
INSIGHT INCOLOR - Nueva decoloración fluida

BLOG

Alimentos... de temporada

Publicado por: bellaysana.pro ®

13/05/2016

Son más saludables, más ecológicos y más baratos. Además saben mucho mejor y huelen a gloria, algo que ya casi hemos olvidado.

Hasta hace no mucho los menús de nuestras casas se componían de alimentos de temporada, cada uno en su estación: primavera, verano, otoño e invierno. Todos asociábamos las naranjas al invierno y los melones y sandías al verano.

Pero hoy en día ya no tenemos que esperar al frío para comprar cítricos, por ejemplo, porque gracias al cultivo en invernaderos podemos disponer de frutas y verduras durante todo el año, aunque el precio que paguemos sea perder gran parte de sus cualidades nutricionales o dejar de comerlos con todo su sabor, olor y textura.

Y es que los avances tecnológicos en el sector de la alimentación nos permiten disfrutar de una amplia variedad de productos en cualquier época. La acuicultura, o cría de pescado en cautividad, llena los mostradores de las pescaderías de especies que hace unos años sólo estaban disponibles durante unos pocos meses.

Si el tomate ya no sabe a tomate o el melocotón no huele como olía es debido en gran parte a que son recogidos antes de tiempo, ya que el grado de madurez influye en la cantidad de azúcares y en buena parte de su contenido vitamínico y mineral. Las frutas y verduras, como son alimentos fácilmente perecederos, deberían consumirse en el momento idóneo; pero muchas veces no es posible porque muchos de estos productos sólo maduran en el árbol.

Es el caso de la pera que es difícil de comer en su momento preciso. Las de agua están maduras si cerca del tallo lo están; si están blandas por la parte gruesa y central, están pasadas o han sido congeladas y no están buenas. Las peras se suelen recoger antes de que maduren y se guardan a temperaturas muy frescas (1 grado bajo cero). Antes de su consumo se ponen a temperatura ambiente y se dejan madurar plenamente.

Pasa lo mismo con los albaricoques, pierden el sabor porque se recogen antes de tiempo y se detiene la maduración, aunque la carne ablande. O el melocotón, que no madura una vez separado del árbol. Cada vez hay menos fresas y más fresón, porque su cultivo es menos delicado, su fruto mayor y más rentable. El fresón es una hibridación de otras especies, y aunque tenga mayor presencia en el mercado no tiene ni el sabor ni el aroma de la fresa. Y a la piña le ocurre lo que a otras frutas: que sólo madura en el árbol. Y es en la última etapa de maduración cuando adquiere la mayor proporción de azúcar. Este es sólo un repaso mínimo, pero que da idea de que debemos consumir productos de temporada. Es cuando están más sabrosos y con sus nutrientes precisos.

Las principales ventajas de consumir alimentos de temporada es que además de estar en su mejor momento...

  • Son más sanos
    Porque se cultivan en suelos ricos, con las condiciones climáticas adecuadas y completando su calendario natural. Nos ofrecen el mejor aporte nutricional, ya que en el momento de su recolección mantienen intactas todas sus propiedades. Y según los expertos en gastronomía, son una garantía en la cocina al disfrutar de mejores cualidades organolépticas: olor, sabor, textura...
  • Son más baratos
    Los alimentos de temporada en la mayoría de los casos suelen ser los más económicos. Las cosechas –en el caso de frutas y verduras– y el ciclo de reproducción de los animales –en pescados y carnes– permiten que, durante un periodo concreto del año, la disponibilidad en las tiendas de estos productos sea mayor. Y al aumentar la oferta, el precio disminuye.
  • Son más ecológicos
    Al consumir alimentos de temporada contribuimos a respetar el medio ambiente, porque al respetar el ciclo natural y la zona de producción de los alimentos, se evita la implantación de monocultivos intensivos que agotan la tierra. Y como la necesidad de transporte, distribución y almacenaje es menor, se reduce el gasto energético y la contaminación (emisión de gases, material para embalajes, etc.).

Frutas y verduras

Aunque hoy en día, gracias al cultivo en invernaderos y la conservación en cámaras frigoríficas, podemos disfrutar de casi cualquier variedad de fruta y verdura a lo largo de todo el año, ya hemos visto que los alimentos del tiempo se encuentran en su mejor momento en cuanto a sabor, textura y propiedades nutritivas. No es casualidad que, en invierno, la naturaleza nos ofrezca frutas y verduras generosas en vitamina C (que refuerza el sistema inmunológico), y en primavera y verano, variedades que contienen gran cantidad de agua (como el melón y la sandía) para mantener nuestro organismo correctamente hidratado. Además, comer frutas y verduras de temporada puede ayudarnos a introducir variedades diferentes en nuestra dieta y, de paso, aprender a elaborar nuevas y saludables recetas de cocina. Y con la cosecha de temporada podemos hacer conservas de las que surtirnos el resto del año.

Actualmente, hay muchas formas de conseguir que las frutas y las hortalizas frescas estén en el mercado durante más tiempo. Por ejemplo, pueden conservarse los productos en cámaras frigoríficas, cultivarse en invernaderos durante los meses en que no es posible hacerlo al aire libre o importarse de otros países.

En este cuadro se ha diferenciado la estacionalidad de los productos de la siguiente manera:

Cultivo al aire libre Cultivo forzado en invernadero Conservación en cámaras frigoríficas Producto de diversas procedencias




Pescados

La cría en cautividad pone a nuestro alcance lubinas, salmones, rapes, rodaballos y doradas durante los doce meses del año. Sin embargo, no sucede lo mismo con las especies capturadas en alta mar. Nuestros océanos se están quedando sin peces, lo que ha llevado a las autoridades a regular la actividad pesquera con el objetivo de evitar esquilmar los caladeros. Esta regulación determina la disponibilidad de unas u otras especies en los mercados a lo largo del año. Así pues, hay unas épocas de consumo preferente por su mayor disponibilidad, y por lo tanto, mejor calidad y precio. En verano, los barcos llegan a los puertos cargados de pescado azul (sardinas, boquerones, verdeles...). Y en invierno, la merluza, el bacalao, el rape y el mero son los grandes protagonistas en los mostradores de las pescaderías.


Carnes

Primavera es tiempo de cordero. Su carne es una de las que más grasa contiene, por lo que es recomendable elegir cordero lechal. Además, en primavera es cuando su porcentaje de grasa es menor. En verano, el aroma de las carnes rojas a la parrilla (ternera, vaca, cerdo) inunda jardines y zonas campestres. La llegada del buen tiempo anuncia que estamos en temporada de barbacoas. Para disfrutar de una parrillada saludable, hay que elegir los cortes con menos grasa (al pollo quítale la piel) y evitar las carnes, como costillas o chorizos, con un alto contenido en colesterol. El otoño y el invierno es la época ideal para disfrutar de asados y guisos elaborados con caza. La carne de perdices, codornices, faisanes, liebres, jabalíes, corzos y ciervos cada vez tiene una mayor aceptación entre los consumidores, debido a su excelente sabor y a sus características culinarias.

Calendario natural de los alimentos

  1. Enero: achicoria, zanahoria, limón, lubina, gamba, piña, apio, trufa, espinacas, salmón, berza o repollo
  2. Febrero: faisán, lamprea, almendras, chirimoya, pomelo, besugo, hierba de los canónigos, alcachofa, borraja, plátano, bacalao, kiwi, fletán o halibut.
  3. Marzo: cigala, lenguado, achicoria roja, escarola, salsifí blanco, ajo tierno o ajete, espárrago triguero, aguacate Pinkerton, gallo, lima, bacaladilla.
  4. Abril: ciruelas, atún, centollo, kiwano, fresones, nabo, verdel o caballa, guisante, espárrago, fresa, acelga, chicharro, lechuga, rape.
  5. Mayo: rodaballo, granadilla dulce, guindas, langostinos, grelo, níspero, judía verde o vaina, breca, sardina, hinojo, cordero, endibias, sepia.
  6. Junio: percebes, raya, brevas, calabacín, cereza, bonito, pepino, cabracho, albaricoque, habas tiernas, boquerón.
  7. Julio: anguila, guayaba, minicalabacín, buey de mar, sandía, nectarina, pimiento verde, melón, rábano, merluza, langosta, melocotón.
  8. Agosto: boniato, perca, berros, tomate, pulpo, higo, frambuesa o fresa del bosque, cangrejo de río, calamar, cebolla, almejas, grosellas.
  9. Septiembre: uvas frescas, nécoras, tomates cherry, moras, pimiento morrón, codorniz, berenjena, pato salvaje, manzana, pochas, congrio, arándanos, trucha, remolacha.
  10. Octubre: liebre, berberechos, carpa, membrillo, champiñón, jabalí, palometa, coles de Bruselas, pera, pez espada, puerros, granada.
  11. Noviembre: romanesco, panga, cerdo ibérico, rambután, mero, vieiras, calabaza de invierno, becada, col lombarda, mandarina, hongos, naranja, conejo, coco.
  12. Diciembre: maracuyá, perdices, tiburón, ajo blanco, mangostán, cebolla, dorada, brécol, coliflor, mango, castaña, cardo, mejillones, papaya, salmonete.

Mayo es un buen momento para empezar, es el mes, por ejemplo, de los nísperos que contienen, sobre todo, vitamina A y sales minerales como calcio, fósforo, magnesio, azufre y hierro.

Además de pectina, tanino y ácidos cítricos que ejercen sobre las mucosas intestinales acciones astringentes, reguladoras y tonificantes. Contienen buena cantidad de hidratos de carbono, por lo que constituyen un buen alimento muscular. El níspero es beneficioso por sus efectos antidiarreicos y diuréticos. También es de consumo recomendado al aliviar afecciones bucales. Esta fruta, además, disminuye el nivel de colesterol y es muy apropiada para combatir problemas circulatorios y cardiovasculares.

Así que ya sabes este mes: guindas, granadillas y nísperos. Rodaballo o las sardinas de toda la vida que son una buena fuente de fósforo y vitaminas A, B, D y E. Judías verdes, con una gran cantidad de carotenos, ácido fólico y magnesio. O grelos con su increíble aporte de vitamina A. Y muchos más...
¡Anímate a probarlos en su mejor momento!

Esta entrada fue publicada el 13-05-16 a las 18:39.
Ha sido leída 0 veces esta semana.

Lo más visto en este blog

POSTQUAM PHITOLOGY. Calidad y garantía para tus clientes

Papel para mechas colores variados

Papel para mechas. Una forma magnífica de aplicar color, acercarse a la raíz y reducir el tiempo de aplicación. Diferentes colores para aplicaciones especiales o complejas de mechas.

 

Salón Look 2019 - Salón Internacional de la Imagen y la Estética Integral
MC360 - Consigue Ingresos Extra sin Inversión
MC360 - Consigue Ingresos Extra sin Inversión
Imperium Med 400 - La diatermia del futuro

Anuncios de empresa

ad
Apostamos por trabajar con lo último en tecnología punta en toda nuestra aparatología, por eso contamos con una gran oferta de equipos que te ofrecerán los mejores servicios y te garantizarán resultados.
ad
Belkos Nails One Step es el sistema de esmaltado permanente que triunfa en el mercado por su rapidez, duración y rentabilidad, sin base ni top coat. En tan solo 10 minutos realizas el servicio. Recomendado para personas con alergias.
ad
Si quieres recibir un ingreso extra para tu negocio solo por recomendarnos y sin hacer inversión, déjanos tus datos y conviértete en Punto de Información de MC360, la clínica de injerto capilar que está revolucionando el sector en nuestro país.
ad
Imperium Med 400 combina la Diatermocontracción Monopolar, los Ultrasonidos de Alta Potencia y la Radiofrecuencia mono y bipolar. El aparato más completo del mercado para tratamientos estéticos faciales y corporales.
PERFECT BEAUTY Ultimate One for All - Alisa, riza y repara el cabello dañado
PERFECT BEAUTY Ultimate One for All - Alisa, riza y repara el cabello dañado
PERFECT BEAUTY Ultimate One for All - Alisa, riza y repara el cabello dañado
POSTQUAM PHITOLOGY. Calidad y garantía para tus clientes