Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideraremos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. 

Aceptar

SENS.ÙS HOLI DEVA-PLEX - Celebrate your color
beautymarket SHOP: lo último para el profesional de la peluquería y la estética
BM Peluquería > Entrevistas > Amparo Fernández

Entrevistas

Amparo Fernández: 'Es increíble la acogida que tiene el 30 aniversario de La Pelu'

En Cabo de la Cruz, zona costera de Boiro (A Coruña, Galicia), se sitúa La Pelu, que cumple 30 años de historia. Coincidiendo con este aniversario hemos hablado con su fundadora, la estilista Amparo Fernández, nominada tres veces a los Fígaro


20/10/2017

Desde hace unos meses, La Pelu celebra, por todo lo alto, sus 30 años de vida. Al frente, se halla Amparo Fernández quien se define como una estilista "perfeccionista, metódica, selectiva y apasionada por esta profesión". Para Fernández, la peluquería es "arte", aunque ello no implica que se deban dejar de lado aspectos como la excelencia, la formación, la organización y la productividad a la hora de gestionar un salón. "La imagen debe ser impecable y actual, sea cual fuere el estilo, largo o color del cabello. Nos centramos en looks personalizados. El estilo del cliente no es uno más: es su propio estilo. Hablar de moda es hablar de una personalidad definida y adecuada a cada persona que visita nuestro negocio", afirma.

Entrevista a Amparo Fernández

Nuestra identidad siempre ha sido, y todavía lo es, la combinación de corte y color, creando estilos personalizados para cada cliente. Más que seguir tendencias, intentamos desarrollar técnicas que varían cada temporada para adecuarlas al estilo de cada cliente.

Beauty Market: Tres décadas de La Pelu. ¿Cómo estáis celebrando esta onomástica? ¿Qué acogida habéis tenido?
Amparo Fernández: Con esta celebración deseamos dar las gracias por todo aquello que ha recibido La Pelu durante estos 30 años, y también Amparo Fernández, como persona y profesional. Por lo tanto, hemos festejado esta onomástica de dos maneras. La primera la hemos enfocado a clientes, amigos y familia. Básicamente, toda aquella gente que, de una manera u otra, nos ha aportado tanto con su presencia, dando sentido a nuestro esfuerzo diario en forma de un proyecto que sigue vivo a día de hoy. La segunda la hemos dirigido a la parte profesional. En este sentido, hemos considerado oportuno organizar una jornada diferencial.
Así pues, exactamente un mes después de la primera convocatoria, nos hemos reunido un nutrido y selecto grupo de profesionales del sector, peluqueros y estilistas, además de representantes de prestigiosas marcas, medios de comunicación profesionales y sociales, instituciones y amigos. Grandes profesionales todos ellos que de alguna manera me han ayudado e incluso inspirado para ir desarrollando este ilusionante proyecto en el que sigo embarcada en la actualidad.
Creo que la palabra "increíble" se queda corta para definir la acogida que hemos tenido. Tanto es así, que debido a la repercusión mediática alcanzada, hemos prorrogado tres veces, hasta el 2 de noviembre, esta exposición. Doy fe de que numerosos grupos de diversa índole social y profesional, la han visitado una vez prorrogada. Asimismo, tenemos otras solicitudes que atenderemos cada miércoles, como ya hacemos desde el pasado 2 de agosto, cuando la pusimos en marcha.

B.M.: Hace unos días habéis clausurado la exposición 30 años de Arte e Identidad, organizada con motivo de estas tres décadas de La Pelu. Para todos los lectores que no pudieron acercarse al Centro Social de Cabo de Cruz, en Boiro (A Coruña, Galicia), ¿en qué consistía? ¿Cómo ha reaccionado la gente de cara a esta muestra?
A.F.: 30 años de arte e identidad narra tres décadas que han transcurrido llenas de ilusión, esfuerzo, y dedicación. En la exposición se pueden ver fotografías de las colecciones, portadas en las revistas profesionales más prestigiosas, publicaciones, reconocimientos, galardones, etc. En definitiva, todo un compendio de cosas tangentes que, de alguna manera, recogen nuestra propia evolución y crean nuestra historia.
La reacción de la gente transmite dos conceptos: sorpresa y admiración. Algo que me hace sentir orgullosa. Salvo aquellos profesionales del sector que me conocen desde hace años, y por ende siguen mi trayectoria, es comprensible que exista esa sorpresa. Ello les lleva a expresar admiración por el proyecto y su desarrollo hasta alcanzar ese reconocimiento profesional, nacional e internacional. Esto me hace feliz.

Entrevista a Amparo Fernández

Comencé a hacer mis propios catálogos y asistir a todas las ferias más relevantes, incluso las que se organizaban fuera de nuestro país. Esos catálogos fueron cayendo en las manos de la prensa profesional, y a partir de ahí conseguimos posicionarnos con nuestras imágenes. En principio, a nivel nacional; luego internacional.

B.M.: En general, ¿cómo ha evolucionado La Pelu durante estos últimos 30 años? ¿Qué recuerdas de vuestros inicios?
A.F.: Diría que la evolución ha sido de cero a cien. La creación de los Fígaro, de eventos como el Style Master Contest, de distinciones como The Q Hair, nos motivan a seguir caminando y desarrollando nuestras ideas sin perder esa ilusión que mantiene viva la llama de nuestra verdadera e inequívoca pasión: la peluquería.
Los recuerdos, incontables, se acumulan en mi cabeza. Necesitaría varios tomos para desarrollarlos, je, je. Sin embargo, puestos a elegir, me quedaría con mis inicios en los desfiles de moda e incluso de cine y la ilusión que ello me aportaba. Era algo novedoso y diferente. Me refiero, por ejemplo, a los primeros catálogos de moda. Sin duda, todo ello fue marcando mi camino, pues siempre lo he considerado un hobby. Una faceta que me llenaba y le dedicaba horas como si fuesen minutos. Cuando estas experiencias, al margen del día a día en el salón, requerían buena parte de mi tiempo, podría decir que llegaba a perder la noción del mismo. Todo era poco cuando me hallaba en plena ebullición creativa.

Entrevista a Amparo Fernández

En la exposición se pueden ver fotografías de las colecciones, portadas en las revistas profesionales más prestigiosas, publicaciones, reconocimientos, galardones, etc. En definitiva, todo un compendio de cosas tangentes que, de alguna manera, recogen nuestra propia evolución y crean nuestra historia.

B.M.: Con los tiempos que corren, marcados por la crisis económica, ¿cuál es el secreto para conservar un salón durante tres décadas como mínimo?
A.F.: Las crisis económicas, como tales, pertenecen a un ciclo vital. Aun así, a veces no "hay mal que por bien no venga". Incluso me atrevería a decir que con las crisis se agudiza el ingenio de la gente. Las crisis son algo así como "una depuradora". Todo aquello que no ha sabido, querido, o adaptado a los cambios, termina desapareciendo por la propia inercia de la crisis en sí misma.
Sin embargo, tendemos a olvidar que al amparo de éstas nacen y se desarrollan nuevas iniciativas, basadas en mayor o menor ingenio. Iniciativas que sí han sabido leer la coyuntura y dinámica social que invita a indagar y desarrollar nuevas estrategias. El riesgo siempre va a estar presente en toda iniciativa. Entiendo que debemos apostar siempre por la calidad y perseverar en el intento, esforzándonos por dar lo mejor de nosotros mismos.
Tal vez nuestro éxito, a pesar de la crisis, consistió en apostar, de manera firme y decidida por la calidad. Y para alcanzarla, era necesario reforzar aspectos básicos como la formación y la gestión. Ser exigentes con nosotros mismos en beneficio del cliente, tratando de adecuar las tendencias de la moda a la personalidad de cada uno de ellos. Cuando uno está formado, el cliente lo capta y a partir de ahí se deja aconsejar. Gracias a ello conseguimos posicionarnos dentro de un mercado difícil pero abierto a aceptar nuevas ofertas.

Entrevista a Amparo Fernández

Cada una de las colecciones que hemos desarrollado tiene su particularidad, e incluso su propia identidad. Es más, todas las colecciones tienen algo que me encanta, y también alguna cosa que cambiaría. Es lo que tiene ser perfeccionista: le das vueltas a las cosas que haces y siempre encuentras algo que mejorar.

B.M.: En la actualidad, ¿cuál es el tratamiento o servicio estrella en La Pelu?
A.F.: Nuestra identidad siempre ha sido, y todavía lo es, la combinación de corte y color, creando estilos personalizados para cada cliente. Más que seguir tendencias, intentamos desarrollar técnicas que varían cada temporada para adecuarlas al estilo de cada cliente.

B.M.: ¿Cómo se consigue dar el salto y pasar de ostentar un salón en Boiro (Galicia) a lograr proyección nacional e internacional?
A.F.: Creo que este es el resultado de muchos años de investigaciones y viajes asistiendo a los principales eventos del sector en todo el mundo. Tras participar en colecciones con otros peluqueros que me ayudaron e incluso alentaron, me di cuenta de que yo también podía hacer aquellos trabajos.
Me sentí cualificada para ello. La seguridad en mi misma siempre ha sido absoluta. Carecía de miedo ante la novedad y me parecía un reto más. La creación del Club Fígaro tuvo una gran importancia en esta decisión.
Comencé a hacer mis propios catálogos y asistir a todas las ferias más relevantes, incluso las que se organizaban fuera de nuestro país. Esos catálogos fueron cayendo en las manos de la prensa profesional, y a partir de ahí conseguimos posicionarnos con nuestras imágenes. En principio, a nivel nacional; luego internacional.

Entrevista a Amparo Fernández

La creación de los Fígaro, de eventos como el Style Master Contest, de distinciones como The Q Hair, nos motivan a seguir caminando y desarrollando nuestras ideas sin perder esa ilusión que mantiene viva la llama de nuestra verdadera e inequívoca pasión: la peluquería.

B.M.: En este caso, ¿crees que La Pelu puede servir de inspiración a salones situados en pequeñas poblaciones y con ganas de crecer? ¿Conoces algún caso que haya pasado así?
A.F.: No solo lo creo, sino que lo afirmo. A lo largo de los últimos años, me he quedado gratamente sorprendida cuando varias organizaciones y/o asociaciones de peluqueros han mostrado interés para que les diese formación sobre cómo crear una colección, protocolo, moda, corte y color, por ejemplo.
A partir de ahí, debo aclarar que nunca me he considerado formadora, sino que pongo al servicio de quienes muestran interés en ello mi propia formación y experiencia en todos los ámbitos que confieren a la profesión que verdaderamente me distingue: la peluquería y el estilismo.

B.M.: En el año 2013, La Pelu fue galardonada con la Q de calidad y también ha conseguido las dos Estrellas otorgadas por The Q Hair. ¿Qué han supuesto estos galardones para tu salón?
A.F.: Obviamente, los reconocimientos y los galardones derivados de ello significan un valor añadido en nuestro trabajo. De alguna manera, nos animan y ayudan a seguir creciendo y mejorando en aspectos tales como la gestión, la creatividad, la investigación, etc. Todo aquello que alimente tu prestigio, bienvenido sea. No obstante, ello conlleva también un plus de responsabilidad. El reconocimiento, sea social, o profesional, o incluso ambas cosas, implica una superación constante. No es aconsejable dormirse en los "laureles del éxito". Cualquier reconocimiento profesional hace que uno se empeñe, todavía mas, en superarse.

Entrevista a Amparo Fernández

A día de hoy, he evolucionado en busca de una mayor organización y productividad. Soy una persona muy metódica con mis horarios. No se trata de trabajar más horas, sino sacarle el mayor partido a las horas que uno trabaja. El equipo es fundamental en este propósito: considero esencial una comunicación interna permanente para el mayor rendimiento en la empresa.

B.M.: Durante el año 2012 te hicimos una entrevista. ¿Qué ha cambiado desde entonces? ¿En qué se diferencia la Amparo Fernández de la de ahora?
A.F.: Ahora diría que siento una satisfacción plena. Hoy en día, estoy disfrutando realmente de mi trabajo y con más tranquilidad que en mis inicios. No me encuentro en el punto de abordar muchas cosas, pero sí desde luego me he vuelto más selectiva. Tal vez la diferencia esencial se halla en la practicidad. Puede que antes tratase de correr más deprisa, ahora trato de hacerlo con más firmeza. Sin prisas pero sin pausa. Es decir, me considero más organizada y selectiva.

B.M.: Has sido nominada a los Fígaro en tres ocasiones, incluida la edición de este año. ¿Qué balance haces de esta experiencia?
A.F.: En este sentido, lo que me sucede es realmente indescriptible. Reconozco que me resulta muy emocionante. Sin embargo, el hecho de estar presente en semejante cuadro de honor, ya es un premio en sí mismo. Siempre que me nominen estaré ahí. Desde luego que sí.
Por mi parte, trato de no perder la perspectiva para que esto no me supere. Trabajo junto a "verdaderos monstruos" del estilismo y la peluquería. Esto implica una responsabilidad absoluta: reconocer la excelencia de mis compañeros sin desmerecer el talento que pueda albergar dentro de mí.

Tal vez nuestro éxito, a pesar de la crisis, consistió en apostar, de manera firme y decidida por la calidad. Y para alcanzarla, era necesario reforzar aspectos básicos como la formación y la gestión. Ser exigentes con nosotros mismos en beneficio del cliente, tratando de adecuar las tendencias de la moda a la personalidad de cada uno de ellos.

B.M.: ¿Cómo es el día a día de Amparo Fernández?
A.F.: A día de hoy, he evolucionado en busca de una mayor organización y productividad. Soy una persona muy metódica con mis horarios. No se trata de trabajar más horas, sino sacarle el mayor partido a las horas que uno trabaja. El equipo es fundamental en este propósito: considero esencial una comunicación interna permanente para el mayor rendimiento en la empresa. La búsqueda constante de una mayor implicación y aporte profesional con el objetivo marcado, esa satisfacción del cliente a la que me refería, es un desafío permanente para mí.
He llegado al punto de establecer un protocolo en torno al trabajo del equipo. Es fundamental que todos sepamos marcar los tiempos y desarrollarlos en beneficio de la empresa, en función de la satisfacción final del cliente. Por eso, los horarios pasaron a ser una fijación para mí. Es preciso hallar un equilibrio entre las horas muertas y aquellas donde sí se trabaja.
Las jornadas partidas se me antojaban tan arcaicas como improductivas. He logrado ahondar en ello y hacer partícipe al equipo de que debíamos cambiar este aspecto. Ahora todo está encauzado de la manera adecuada. Así es mí día a día. Trabajo cada vez más con "la cabeza". Desde que soy madre, me he replanteado muchas cosas que antes no tenía en cuenta. Me he vuelto más reflexiva y metódica.

B.M.: ¿De cuál de tus colecciones te sientes más orgullosa?
A.F.: Para mí es muy complicado decantarme por una de ellas. Todas tienen algo que me enamora. Cada una de las colecciones que hemos desarrollado tiene su particularidad, e incluso su propia identidad. Es más, todas las colecciones tienen algo que me encanta, y también alguna cosa que cambiaría. Es lo que tiene ser perfeccionista: le das vueltas a las cosas que haces y siempre encuentras algo que mejorar.

Entrevista a Amparo Fernández

B.M.: ¿Qué balance haces de tres décadas de profesión? ¿Qué te queda por hacer?
A.F.: Sinceramente, no me puedo sentir más feliz. Si echo la vista atrás, me doy cuenta de lo impresionante que ha sido todo: viajar, asistir a ferias de alto nivel, presentar colecciones, conocer a profesionales a los que siempre he admirado, etc. He visto crecer mi salón hasta alcanzar un estatus basado en el esfuerzo diario y el empeño personal en progresar con un objetivo claro: lograr la excelencia en el trabajo. Obviamente, estamos hablando de un balance muy positivo en su conjunto.
Me siento joven y todavía con mucha energía para desarrollar nuevos proyectos. No entiendo mi trabajo si realmente no puedo ofrecer la máxima calidad.
A corto plazo, dedicaré buena parte de mi tiempo a la primera edición de los Premios Imaxe, dando a conocer mi experiencia a los nuevos profesionales gallegos. Me propongo ayudarles para que Galicia pueda ser un referente, a corto o medio plazo, en el sector. Sin abandonar mis proyectos personales, ahí me encontrarán en los próximos años.

B.M.: Como asesora artística, ¿qué esperáis de la primera edición de los Premios Imaxe?
A.F.: En Galicia hay mucha peluquería y mucho talento que, salvo casos muy concretos, se halla bajo el opaco manto del anonimato. Entiendo que los Premios Imaxe son una auténtica oportunidad para que se den a conocer todos esos creativos gallegos.
Somos conscientes de que se trata de un eslabón necesario para que ese talento sea reconocido. También es importante que los profesionales se reúnan para hablar de innovación y formación, dando dimensión oportuna al sector. Entendemos que es necesario abrir el círculo y darnos a conocer en varios ámbitos: sociales, empresariales e institucionales.

Hoy en día, estoy disfrutando realmente de mi trabajo y con más tranquilidad que en mis inicios. No me encuentro en el punto de abordar muchas cosas, pero sí desde luego me he vuelto más selectiva. Tal vez la diferencia esencial se halla en la practicidad. Puede que antes tratase de correr más deprisa, ahora trato de hacerlo con más firmeza.

B.M.: Qué consejo les darías a todos aquellos estilistas que empiezan a abrirse paso en la profesión y les gustaría llegar a presentarse a unos premios como los Fígaro?
A.F.: Que se formen, viajen y observen. En definitiva, que trabajen con el alma y el corazón, siendo conscientes de que se proponen crecer en un oficio que les apasiona de verdad. No existen dudas. Debe ser algo que aflore de dentro hacia afuera. Por lo tanto, le deberían dedicar toda su atención, sin pensar más allá del día a día. Es decir, deben focalizar sus esfuerzos en dar lo mejor de sí mismos, implicándose en todo aquello que hagan. Siempre habrá alguien que, después de ver aquel trabajo, lo valore en su justa medida. No existe el fracaso, la perseverancia es el factor clave.

B.M.: Y por último, ¿qué proyectos tienes de cara a los próximos meses?
A.F.: Como ya te he comentado, me he vuelto más selectiva. Me limito a realizar unos cuantos proyectos de la mejor manera posible. Aprovecho esta ocasión para animar a los presentes a traspasar la barrera y mostrar la peluquería creativa a la sociedad, dándole la importancia que se merece.
Respecto a La Pelu, estamos intentando incorporar nuevos servicios y profesionales dentro del equipo. Todo ello me tiene muy ocupada en estos momentos. Los Premios Fígaro y los Imaxe son mis proyectos más importantes a corto plazo.

 
Más información

  • Comparte este artículo
  • Enviar a un amigo
  • Compartir en WhatsApp
THE HAIR MBA - El primer diploma MBA de peluquería. Digital - Premium - Global

Cepillo Ceramik antibacteric 42 mm

Cepillo Ceramik antibacteric 42 mm
24,30€

Cepillo térmico con púas especiales tratadas con un potente antibacteriano. Mango de madera. Tubo térmico de duraluminio, ultraligero y compacto. Diámetro 42 mm.

 

Color Wear de Alfaparf Milano - The Natural Evolution of Gloss Toner
Color Wear de Alfaparf Milano - The Natural Evolution of Gloss Toner

Anuncios de empresa

ad
Empresa de vanguardia en el sector estético, con implantación internacional en más de 40 países. Buscamos distribuidores para zonas libres España e Internacional.
ad
Conoce ahora Natur Cure, marca exclusiva de la Cooperativa de Peluqueros para salones de peluquería, está compuesta de 6 líneas específicas que cubren todas las necesidades del cabello.
ad
Descubre la plancha de pelo inteligente ghd platinum+, la icónica styler ghd gold y el secador de pelo profesional más potente ghd helios en una elegante edición limitada en un tono plata cálido acompañados de unos preciosos estuches aterciopelados.
ad
Ga.Ma Italy Professional presenta 'iQ Perfetto', el secador más ligero y potente del mundo. Pesa sólo 294 gramos y reduce los tiempos de secado hasta un 30% respecto de cualquier otro secador disponible en la actualidad.
Gallery Hair nº 6 - La revista de moda y tendencias de beautymarket.es
BEAUTY CONTACT - Donde el negocio y la profesión  de la belleza se encuentran