Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideraremos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. 

Aceptar

PHYT'S Gama Solar: la protección natural para tu piel
STUDIO BEAUTY MARKET - Salas para eventos y formaciones profesionales
BM Estética > Entrevistas > Natividad Lorenzo

Entrevistas

Natividad Lorenzo: 'La salud a través de la estética y viceversa'

Una vida dedicada a la belleza y la pasión que le inspira hacen de Natividad Lorenzo una de las figuras actuales más pujantes en lo referido a la estética, la cual concibe a su vez como medio para alcanzar una vida sana y completa


03/02/2021

Es una de las expertas en belleza más conocidas del momento, con una sólida base de trabajo y resultados sustentada en más de tres décadas de rigurosidad y esfuerzo. Su nombre, Natividad Lorenzo, quien al frente de su centro en Madrid hace no solo que las personas sean más bella sino también que su estado sea más saludable. Su máxima: la salud a través de la estética y viceversa. Natividad, ya lo adelanta. "En nuestro centro, los problemas estéticos son concebidos como un problema de salud, de manera que todos nuestros clientes saben que, gracias a un tratamiento de estética, podrán sentirse mucho mejor, ganando calidad de vida".

Con un currículum intachable en el que se suman títulos y especialidades, Natividad aporta a la belleza todo lo que de bueno tiene la ciencia, a través de la investigación y la formación continúa. Y por supuesto, une su habilidad y destreza innata a la hora de diagnosticar y tratar pieles 'enfermas'. Sus clientes reciben sin duda todos los dones de una vida dedicada en cuerpo y alma a la belleza. Yendo aún más allá, y lanzando incluso su propia línea cosmética.

Mis mejores cualidades más que como esteticista como profesional son lo en serio que me tomo mi trabajo, mis ganas e ilusión por superarme y mis inquietudes por avanzar y seguir en continua formación.

Beauty Market: ¿Por qué aquí y ahora una línea de cosméticos propia?
Natividad Lorenzo: Tener mi propia línea de cosméticos llevaba un tiempo en mi to do list y no ha sido hasta ahora cuando he dado con ellos. Tenía muy claro que quería productos que cumpliesen una serie de requisitos como una elevada eficacia y que fuesen económicos.

B.M.: ¿De qué productos se compone?
N.L.: Actualmente contamos con 6 productos (antiarrugas de noche, antiarrugas de día, serum vitamina C, despigmentante de noche, crema efecto seda y un contorno de ojos) que están dando muy buenos resultados. La idea es poder ir ampliando e ir cubriendo un mayor número de necesidades de los diferentes tipos de piel.

B.M.: Línea dermocosmética, ¿qué es la dermocosmética?
N.L.: La "dermocosmética" es un concepto relativamente nuevo y es, por así decirlo, un punto intermedio entre un cosmético tradicional y un medicamento. La cosmética tradicional se basaba en la belleza exterior de la piel y con la dermocosmética lo que realmente tratamos son los desequilibrios de esa piel para así poder conseguir resultados mayores.

Cada vez se le da mayor valor a la estética, a los cuidados de la belleza y eso supondrá un mayor reconocimiento de la profesión y se verá reflejado en el volumen de trabajo para los que nos dedicamos a esto.

B.M.: El cuidado de la piel en casa, ¿más importante que nunca?
N.L.: El cuidado de la piel no debe pasarse por alto y es importante siempre, independientemente de la situación. La piel es nuestro mayor órgano y sirve de barrera protectora frente al medio exterior por lo que es muy necesario que esté cuidada y presente un estado adecuado. Es cierto que, ahora, es todavía más vital que antes porque el “medio exterior” nos lo está poniendo un poco complicado y tenemos que tener medios para poder protegernos. Tener una adecuada rutina diaria adaptada a las necesidades de nuestra piel va a ser la herramienta necesaria para poder conseguir que nuestra piel sea capaz de protegernos con éxito.

B.M.: ¿Qué distingue a Natividad como empresa y profesional?
N.L.: Bajo mi punto de vista, lo que me diferencia del resto es, probablemente, el trabajo en cabina. A pesar de estar haciéndome hueco en el 'mundillo' y tener cada vez una carga mayor como empresaria nunca me he desvinculado del trabajo dentro de cabina y de poder estar cerca de mis clientes. Adoro mi profesión y estar cerca de estos, los clientes, me da un punto de vista más humano.

B.M.: Tus mejores cualidades como esteticista son...
N.L.: Mis mejores cualidades, más que como esteticista como profesional, son lo en serio que me tomo mi trabajo, mis ganas e ilusión por superarme y mis inquietudes por avanzar y seguir en continua formación. Es una profesión que requiere una sensibilidad especial para saber qué nos reclama y necesita la persona que tenemos delante.

Los centros de estética se asocian a las mujeres y eso no debería ser así. Los hombres también tienen que cuidarse y les gusta hacerlo pero, generalmente, les da más vergüenza por la imagen social que puedan dar.

B.M.: ¿Por qué la belleza y no otra carrera o profesión?
N.L.: Desde siempre me ha llamado la atención el mundo de la belleza y el mundo de la salud y opté por elegir una profesión en la que ambos estuviesen relacionados. Por lo que decidí comenzar a formarme e iniciar mi camino como profesional de la estética. Empecé en un gimnasio de mujeres en la colonia del Viso de Madrid haciendo tratamientos faciales, de ahí me salió trabajar en un instituto de belleza y al poco tiempo me ofrecieron abrir mi propio gabinete en Majadahonda. Para mí fue un reto y de ese proyecto sigo teniendo mis primeras clientas que llevan conmigo más de 35 años.

B.M.. 35 años de permanencia, ¿cuál es la clave?
N.L.: Echo la mirada atrás y todavía me parece que fue ayer cuando era esa chica joven e inexperta pero con ganas de comerse el mundo y ahora estoy aquí, dándome cuenta de lo que, con mucho esfuerzo y perseverancia, he conseguido. Bajo mi punto de vista esa es la clave, luchar por lo que uno quiere.

B.M.: En España, ¿las mujeres acuden a los centros de belleza tanto como deberían? ¿Existe la cultura de la estética?
N.L.: El culto al cuidado estético cada vez es mayor pero, todavía, no se le da la importancia que realmente tiene. En España existe la cultura de la estética pero no está tan interiorizada como en otros países.

B.M.: Y los hombres, ¿qué lugar ocupan?
N.L.: Los centros de estética se asocian a las mujeres y eso no debería ser así. Los hombres también tienen que cuidarse y les gusta hacerlo pero, generalmente, les da más vergüenza por la imagen social que puedan dar. En mi opinión es muy necesario que este concepto cambie. En mi centro tenemos tratamientos tanto para hombres como para mujeres. Cuidarte es el mejor regalo que te puedes hacer a ti mismo.

En este sector, cada día es mayor la inversión en desarrollo e innovación, lo que nos obliga y ayuda a estar constantemente al día llegando a las distintas necesidades de nuestros clientes.

B.M.: En esta trayectoria, ¿cómo se ha formado y puesto al día Natividad?
N.L.: Durante toda mi trayectoria profesional he ido adquiriendo conocimientos un poco de 'todas partes', siempre me ha gustado aprender cosas nuevas y diferentes. Esta es una profesión que varía en función de las diferentes necesidades que vayan surgiendo. Además, en este sector, cada día es mayor la inversión en desarrollo e innovación, lo que nos obliga y ayuda a estar constantemente al día llegando a las distintas necesidades de nuestros clientes. Desde el respeto a la salud, al cliente y su naturalidad.

B.M.: ¿Cuál es tu mayor responsabilidad frente al cliente?
N.L.: Mis clientes son lo más sagrado. Siempre he pensado que el mejor cliente es el más exigente porque, si llegas a un cliente exigente, llegas a todos. Además, un cliente exigente valora y conoce lo profesional y dónde está el buen trabajo.

B.M.: ¿Qué es la ‘juventud eterna’? ¿Qué significa realmente el ‘antiaging’?
N.L.: El término 'Juventud Eterna' es, básicamente, no envejecer. Es algo parecido a la inmortalidad, pero en la belleza. La constante investigación en las ciencias de la genética nos está llevando a ir manipulando el proceso de envejecimiento en el futuro. La juventud eterna es un tópico en la mitología y es un tema popular en la ficción. Creo que no llegaremos a la juventud eterna, pero si analizamos hace 50 años una persona de 30 parecía lo que es hoy una mujer de 50. Los avances (en todos los aspectos) han permitido que la vejez se vaya retrasando y que los años de vida aumenten. Por lo que también se ha conseguido un aspecto más joven y duradero.
Antiaging, antiedad o anti-envejecimiento, como dice la palabra, es ir contra la vejez o mejor dicho, no envejecer. En estética se utiliza tanto en tratamientos de belleza o medicina estética, como en productos de cosmética. Son tratamientos para retrasar o 'detener' el proceso de envejecimiento. Por ejemplo, el daño causado por la exposición excesiva al sol puede pasarnos factura y ser el responsable de la mayor parte del envejecimiento visible de la piel. Actualmente, los tratamientos pueden ayudar a combatir o tratar esos daños producidos en la piel por la incorrecta exposición y, así, evitando el envejecimiento prematuro de esa piel que ha sido dañada.

La cosmética tradicional se basaba en la belleza exterior de la piel y con la dermocosmética lo que realmente tratamos son los desequilibrios de esa piel para así poder conseguir resultados mayores.

B.M.: ¿Cómo conviven hoy estética y medicina estética y cómo prevés será su relación futura?
N.L.: La estética y la medicina estética deberían ir siempre de la mano. La verdad es que todavía queda mucho para ello, pero seguro que se conseguirá. La estética es multidisciplinar y si eso lo tenemos en cuenta, nos respetamos los distintos profesionales y al cliente o paciente se le informa debidamente, la fusión de esas disciplinas tienen un futuro prometedor.

B.M.: ¿Cómo ha sido hasta el momento la experiencia de la pandemia?
N.L.: Los centros e institutos de belleza son templos de cuidado personal, de paz y de bienestar. En un momento como este hace que se le dé mucho más valor a que nos cuiden con mimo y con delicadeza. Además, es una profesión que acostumbra a trabajar en condiciones de asepsia por lo que aplicar por los protocolos de control de higiene y de cuidado contra el Covid 19 no ha supuesto grandes cambios. El mayor problema es la incertidumbre, el miedo y la inseguridad que se tiene mes a mes. Por ello, no podemos relajarnos y tener garantía de que podemos ir bien, solo podemos y debemos 'estar ahí' luchando e intentando mantenernos para que cuando pase esta pandemia podamos continuar con fuerza e ilusión.

B.M.: ¿Estética y Salud Natividad Lorenzo ha mantenido el contacto a través de los canales digitales con sus clientes?
N.L.: Durante todo este tiempo hemos procurado estar en contacto con nuestros clientes mediante los diferentes canales de comunicación e intentar conocer sus necesidades para poder brindarles ayuda en caso de que lo necesitasen.

B.M.: ¿El consumidor de belleza ha cambiado a raíz de esta crisis?
N.L.: Esta crisis ha afectado a muchos sectores y, sobre todo, a aquellos que no son considerados de primera necesidad como es el caso del cuidado personal. Este sector ofrece unos servicios que para la mayor parte de la población son considerados más un bien que una necesidad. Aunque, por suerte, cada vez hay más personas que ven en la estética y belleza un estado de salud. El sentirse bien se está convirtiendo en una necesidad social y, por ello, los centros estéticos se están convirtiendo en templos necesarios.

Mis clientes son lo más sagrado. Siempre he pensado que el mejor cliente es el más exigente porque, si llegas a un cliente exigente, llegas a todos. Además, un cliente exigente valora y conoce lo profesional y dónde está el buen trabajo.

B.M.: ¿Cómo te has transformado tu misma?
N.L.: En realidad, no soy consciente de haberme transformado. Lo que sí he observado en mí misma es una evolución como persona, como profesional y me siento segura de lo que hago y por qué lo hago.

B.M.: ¿Y cómo te has cuidado en confinamiento?
N.L.: Soy una mujer que me gusta cuidarme porque creo en todo lo que hago y, sobre todo, porque veo que es necesario para sentirme bien. Además, me gusta probar todo lo que incluyo en mi centro para saber si realmente funciona y cómo funciona. Claramente sin hacerme daño y sin perder la belleza natural. Una imagen cuidada es una imagen sana, pero “siempre” desde la belleza natural. El éxito de la belleza es que vean que te cuidas, pero no sepan qué te haces. Todo lo cual he seguido practicando.

B.M.: ¿La belleza sí o sí se va a convertir en ecológica, clean, bio...?
N.L.: No creo mucho en lo ecológico, clean, bio... Se vende como que todo es natural y no contamina, pero la verdad es que no es así. Creo en la cosmética natural, en cuidar nuestro ecosistema… Pero al final siempre hay que usar productos que son químicos para mantener la cosmética o para mantener una sociedad de consumo o simplemente los negocios. Con ello no quiero decir que la cosmética no haya cambiado y mucha de ella está cuidada y es menos dañina para la contaminación e incluso para las pieles. Eso es la parte buena de la evolución que está teniendo la cosmecéutica y los beneficios de ella.

B.M.: ¿Qué hay de nuevo en belleza? (Nuevos ingredientes, formulaciones, tratamientos...)
N.L.: Actualmente muchos avances de la belleza son lo que había antes, pero con fórmulas más refinadas, con molécula más pequeña para entrar y actuar en la piel. Los avances en la aparatología han hecho que los tratamientos ayuden a retrasar las cirugías e incluso las eviten. Pero, insisto, actualmente se está perfeccionando lo que hemos tenido durante estos últimos 10 años para hacer de los cuidados estéticos verdaderos rituales de antienvejecimiento. Además, de un tiempo para acá le estamos dando mucha importancia a los tratamientos desde lo esotérico, desde la parte de las emociones y desde el cuidado del sistema hormonal de la mujer y del hombre.

Los avances en la aparatología han hecho que los tratamientos ayuden a retrasar las cirugías e incluso las eviten.

B.M.: ¿Y cómo se compite en cuestión de cosmética con otros canales como la farmacia o el sector de la perfumería, supermercados, etc.?
N.L.: Que existe competencia por parte de ambos sectores es cierto pero, desde mi punto de vista, el público de la farmacia, perfumerías, supermercados es un público diferente al de los centros de estética. En nuestro caso, contamos con la ventaja de conocer el tipo de piel de nuestro cliente basado en la experiencia y, generalmente, en un trabajo de cabina. Este hecho nos permite poder analizar la piel de nuestro cliente, nos permite conocer su tipología, su capacidad de respuesta frente a determinados productos y, sobre todo, al ser clientes que dedican tiempo a su cuidado personal, nos permite poder realizar un seguimiento de lo que hacemos en cabina y lo que recomendamos para casa. De esta forma es mucho más fácil obtener resultados y alcanzar los objetivos

B.M.: El futuro lo ves...
N.L.: Me gusta ser positiva y soy una persona muy luchadora por lo que quiero pensar que el futuro que nos depara traerá cosas buenas. Además, cada vez se le da mayor valor a la estética a los cuidados de la belleza y eso supondrá un mayor reconocimiento de la profesión y se verá reflejado en el volumen de trabajo para los que nos dedicamos a esto. Hay algo que siempre digo (o pido) y es que, en mi opinión, la estética debería ser una carrera al igual que lo son otras como Fisioterapia o Enfermería. Eso ayudaría a darle un respeto que no se le da, a dar más sentido a la profesión y, sobre todo, ayudaría a ofrecer una formación muy amplia y, así, poder evitar tanto intrusismo.

B.M.: Una última reflexión o consejo.
N.L.: Sólo puntualizar que una piel cuidada es una piel sana. Que nuestra piel es el órgano más grande que tenemos y que todos los días nos habla. Tenemos que aprender a escucharle. Merece la pena cuidarse y que, sobre todo, el respeto a la salud, a la imagen y al saber hacer es garantía segura a tener un aspecto cuidado y natural.

 
Más información

  • Comparte este artículo
  • Enviar a un amigo
  • Compartir en WhatsApp
beautymarket SHOP: lo último para el profesional de la peluquería y la estética

Nail Wraps

Papel aluminio para almohadillas quitaesmalte. 200 unidades.

 

BodyLab: el camino hacia un cuerpo perfecto
STUDIO BEAUTY MARKET - Salas para eventos y formaciones profesionales

Anuncios de empresa

ad
Hemos inventado para ti la Musculación Estética. Wonder es el único equipo que combina emisiones electromagnéticas y neuromusculares. Trabaja a la misma vez en glúteos, abdomen, piernas y brazos. Exclusiva tecnología
ad
Descubre la línea SPA Jungle Tropicale y déjate seducir por nuestros productos veganos, con fórmulas e ingredientes BIO, limpios y naturales, fabricados en Francia, con texturas fundentes y cremosas, y delicadas fragancias.
ad
mesoprotech es la innovadora gama que ofrece la tecnología fotoprotectora más avanzada y completa, al proteger contra los efectos nocivos producidos por las radiaciones UVB y UVA, así como contra la radiación infrarroja (IR) y la luz visible (HEV).
ad
Empresa de vanguardia en el sector estético, con implantación internacional en más de 40 países. Buscamos distribuidores para zonas libres España e Internacional.
WONDER - La quema de grasa más rápida, la creación de músculo más potente
STUDIO BEAUTY MARKET - Salas para eventos y formaciones profesionales