Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideraremos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. 

Aceptar

WISHPRO PLUS+: La solución más exclusiva para tu centro
Modela tu éxito con FOCUS SHAPE PRO: Reducción de grasa localizada

ACTUALIDAD Cirugía Estética

Multa de 60.000 euros por aumentarle las mamas a una paciente que quería reducírselas

La Audiencia de Guipúzcoa ha confirmado la condena a dos años de cárcel a un médico que aumentó las mamas a una mujer que quería reducírselas y le dejó los pechos en una situación lamentable tras cuatro operaciones


23/01/2011

La sentencia de la Sección Primera de la Audiencia guipuzcoana rechaza así los recursos presentados por este cirujano, colegiado en Vizcaya; por una esteticista que le ayudó con las curas y que fue declarada responsable civil subsidiaria, y por dos compañías aseguradoras. Según el relato de hechos recogidos en la resolución judicial, la perjudicada pretendía someterse a una reducción de mamas, si bien el encausado le manifestó que para solucionar su problema "bastaba con un aumento" de los pechos mediante unas prótesis.

De esta manera, el 25 de octubre de 2001 intervino por primera vez a la mujer en una clínica privada donostiarra bajo anestesia general, sin que exista "documentación alguna" sobre las "técnicas quirúrgicas empleadas" en esta actuación. El 2 de noviembre, la paciente acudió a un centro de estética, a través de cuya propietaria había contactado con el cirujano, para que ésta le realizara una cura, en la que se apreció que "la mama izquierda tenía un aspecto general enrojecido y presentaba exudación" con "dolor" por lo que le fueron prescritos antibióticos. Tres días después, como el pecho tenía "mal olor y mayor exudación", el acusado consideró que se había producido una infección y decidió retirar la prótesis en la misma clínica privada, donde la mujer ingresó de urgencia con fiebre de 38,5 grados, y fue intervenida el 9 de noviembre.

Tras varias curas en el mencionado centro de estética, en diciembre la víctima acudió a su médico de cabecera, que constató una posible infección en la mama izquierda "por posible retención de apósito y drenaje". Con posterioridad, el encausado vio necesaria una tercera operación para reimplantar la prótesis en la mama izquierda, lo que llevó a cabo el 17 de enero de 2002 en la clínica habitual "sin haber realizado" previamente "ningún tipo de cultivo de las exudaciones para determinar cuál era la infección que la paciente había sufrido" y "sin respetar un tiempo razonable para la recuperación de los tejidos, mínimo de seis meses entre las intervenciones".

La perjudicada tuvo que ser operada una cuarta vez el 24 de enero de 2002, en un centro médico bilbaíno para retirarle nuevamente la prótesis "puesto que se produjo un sangrado". La sentencia precisa que el médico "no llevó a cabo ningún historial médico de la paciente", no obtuvo "su consentimiento informado" y no hizo "ningún estudio preoperatorio".

A consecuencia de estos hechos, la mujer tuvo que someterse a una quinta intervención con un especialista para reducir el perjuicio estético sufrido, a pesar de lo cual aún mantiene graves secuelas.
El documento judicial pone de manifiesto que el encausado "incurrió en un error de diagnóstico" porque la perjudicada pretendía someterse a una reducción mamaria y no a la implantación de unas prótesis para aumentarlas. El texto destaca la "situación catastrófica" en la que quedaron las mamas de la mujer y considera que el facultativo incurrió en "una clara imprudencia profesional".
Recuerda en este sentido que el condenado "no llevó a cabo la intervención adecuada a la situación de la paciente", "no atendió correctamente las complicaciones que se le iban planteando", delegó "la práctica de determinadas curas" en una esteticista, y "no dio tiempo entre la retirada de la prótesis y la colocación de la nueva a que los tejidos se recuperaran, ocasionando con ello mayores daños" a la perjudicada.

Por este motivo, confirma la primera sentencia del caso, se considera al médico autor de un delito de lesiones por imprudencia grave profesional, le impone dos años de cárcel y le inhabilita para ejercer su profesión durante cuatro años, además de obligarle a pagar las costas y a indemnizar a su víctima con 60.000 euros.

 
Más información

  • Comparte este artículo
  • Compartir en WhatsApp
WISHPRO PLUS+: La solución más exclusiva para tu centro

Maletín de maquillaje pequeño titanio

Maletín de maquillaje pequeño titanio
74,00€

Maletín maquillaje en chapa de aluminio color titanio, con 6 cajones desplegables y cubilete para pinceles. Dispone de cierres con llave y correa para colgar al hombro.

 

Imperium Med 400 - La diatermia del futuro
Imperium Med 400 - La diatermia del futuro

Anuncios de empresa

ad
Empresa de vanguardia en el sector estético, con implantación internacional en más de 40 países. Buscamos distribuidores para zonas libres España e Internacional.
ad
Casmara presenta un tratamiento facial rejuvenecedor donde fusiona los últimos avances médico-científicos. Cosmética inteligente que revierte los signos del envejecimiento de un modo holístico con resultados extraordinarios.
ad
MC360 apuesta por la formación para el crecimiento del sector. El próximo 25 de noviembre celebrará un Curso sobre Microinjerto Capilar dirigido a todos los profesionales que deseen convertirse en prescriptores de un mercado en expansión.
Seleccionamos esteticista con experiencia y espíritu comercial para nuestro centro en Paseo de la Castellana. Tratamientos faciales, corporales, maní-pedicura, depilación. 1200 más comisiones.
Vagheggi Phytomakeup, nueva línea de Fitomaquillaje
Med.Apolo - Multiplataforma SHR+ E-light - Radiofrecuencia - Cavitación